Buscar

Cosas que he aprendido del running


Foto por: Andrés Alvarado
Foto por: Andrés Alvarado

Yo era de esas personas que se cansaba dando veinte vueltas a las canchas en el colegio, a la vuelta 2 ya no daba más, sentía que el corazón se me iba a salir y que si continuaba terminaría vomitando. Este sentimiento se extendió durante muchos años, en parte porque además me parecía MUY ABURRIDO. Veía a la gente corriendo y me preguntaba que le veían de rico a andar y andar, ¿no les duele todo?, ¿cómo hacen para aguantar tanto tiempo?


Hasta que un día me invitaron a correr una 5k, les voy a decir eso es un montón si uno no ha corrido ni 300 mts, me dijeron que era fácil, que tratara, que si me cansaba pues caminara y listo. Así lo hice, me puse mi pinta, mis tenis y arranqué. Obviamente a los 500 mts ya estaba mamada con el corazón en la garganta, caminé y troté, pero cuando menos esperaba ya estaba terminando, y ahí entra la determinación humana, cuando me di cuenta que ya estaba por llegar decidí correr de nuevo y cruzar la meta como era (primero muerta que sencilla, pues) y la sensación fue maravillosa, me sentí muy poderosa.


Pasaron meses y luego me invitaron a correr 10k, dije: ¿por qué no?. Ya había corrido 5k, pfff, que eran 10k. Bueno... misma situación caminar y correr, acá llegó algo nuevo y fueron los dolores en las rodillas y la cadera, crucé esa meta apunta de adrenalina. Al otro día no podía ni caminar de dolor, era horrible, pero el cuerpo es sabio y se recupera, además no hay nada que el hielo no ayude a solucionar.


Luego de varios años sin hacer mucho ejercicio, retomé y un día por decisión propia dije: Voy a correr una Media Maratón. Me enloquecí. Ya el tema lo abordé de una manera diferente y les quiero compartir algunas cosas que he aprendido en el proceso:


  • Fortalecer el cuerpo: No solo basta con salir a correr a darle vueltas a un parque o correr en un banda durante una hora. El fortalecimiento de los músculos es básico. He oído a muchas personas decir que odian las sentadillas, los abdominales y las tijeras, pues amigxs estas tres cosas son los ejercicios fundamentales (obvio hay muchísimos más), si el cuerpo está fuerte va a ser más resistente. Si no quieren quedar cojos dos semanas y llamando al ortopedista a cita luego de una carrera pues mejor empezar el proceso de entrenamiento o ¿ustedes creen que Federer o Falcao no van al gimnasio?

  • Buscar un entrenador o una guía: Los entrenadores no son solo para las personas que son profesionales o hacen triatlones. Son una gran ayuda para cualquier persona que quiera tener un buen proceso. Ellos son los cracks es mejor oírlos. También está la opción de bajar algunas aplicaciones que dan rutinas de entrenamiento, sobre todo si el presupuesto está corto ;)

  • Seguir en redes gente que inspira: Yo sigo a muchos entrenadores en mis redes sociales y oigo los consejos que tengan que dar. Tambien sigo cuentas de personas con historias de vida cheveres y que muestran que la mente es más fuerte que el cuerpo.

  • Tener ropa y zapatos adecuados: En las carreras uno ve de TODO, personas que corren con cosas mega pro y otras que van en tenis para salir a rumbear un sábado. Pero acá el tema no es quién tiene mejores zapatos, sino cuales son los mejores para uno. Hoy en día hay infinidad de marcas que ofrecen toda la tecnología en deporte y de todos los presupuestos. Es importante estar cómodo: una buena camiseta, leggings o sh, medias cómodas (fundamental) y unos zapatos que se adapten a nuestra pisada, esto hará que el performance sea mejor y evitemos lesiones innecesarias. En las tiendas de deporte hacen la prueba de pisada, este es el primer paso. "Pero es que me siento ridículo con tanta cosa encima", tranquilos, todos pasamos por ahí, así como algunos se ponen saco y corbata para ir a trabajar, pues para correr hay que ponerse el traje adecuado.

  • El cuerpo siempre va a doler después de una carrera: No le crean al que diga que ya no le duele el cuerpo, sobretodo si están empezando. Yo siempre lo he visto como algo bueno, estamos vivos, llevamos al cuerpo a un limite, TIENE QUE DOLER. Esto lleva al siguiente punto.

  • Siempre hay que estirar: Así como entrenamos los músculos estos necesitan ayuda post carrera o post ejercicio. El estiramiento es fundamental porque no solo sirve para bajar el dolor después sino que ayuda a la recuperación muscular.

Foto por: Camilo Ferro
Foto: Camilo Ferro

  • Va a dar mucha hambre: Esta parte es una de las cosas desconocidas para muchos, entre más ejercicio, más hambre dará. Después de una carrera uno termina y se quiere comer todo lo que se atraviese por delante. Acá es importante el siguiente punto.

  • Los carbohidratos son nuestros amigos: Hay que quitarle el "prohibido" a este tipo de comidas. Son la gasolina perfecta para antes y después de una carrera, obviamente las frutas, verduras y proteínas son básicas para la alimentación, pero hablo especialmente de los carbohidratos por lo que muchas personas les tienen miedo. El arroz, la pasta, la avena, las arepas y el pan, entre otros alimentos, serán grandes aliados.

  • Se caerán las uñas de los pies: Al 90% de las personas nos ha sucedido, sobre todo si somos pronadores. Por la manera de correr y para equilibrar el peso, mucho subimos los dedos de los pies y esto hace que se golpeen contra los zapatos. Primero se pondrán moradas y después de varios meses les diremos adiós, es todo un proceso de paciencia, porque realmente sí se ven muy feos los pies jajajaja. * Aunque les tengo EL TIP: Una chica corredora me contó que ella, - porque tenía un matrimonio - se hizo el pedicure y le pusieron acrílico encima de sus uñas crecientes. Esto no solo le ayudó a disimular sino a proteger los dedos y las uñas reales, ahora no sufre después de las carreras. GRACIAS PALOMA POR COMPARTIR.

  • Tener buena ropa interior es fundamental: Ya sé que les conté sobre la ropa, pero el tema de la ropa interior a veces nos lo pasamos por la galleta. Tenemos los mejores zapatos pero no buena ropa interior, ES IMPORTANTÍSIMO. Mientras corremos todo se va moviendo y acá no importa si somos mujeres u hombres, busto y pene/testículos merecen estar cómodos. Acá va más allá del tamaño, todo va a doler si no se tiene buena ropa interior. Entonces: un buen top con soporte (hay de muchos diseños y colores), boxers pegados para deporte (son un poco más largos y vienen en tela especial para el sudor) y así no lo creamos los calzones especiales para correr son maravillosos, sé que a muchas no les gusta tener marcas con los leggings, pero cuando las carreras ya pasan de los 10k podemos tener el riesgo de quemarnos por el roce, es por eso que son claves estos calzones, al ser más grandes y al ser de tela especial son mucho más cómodos.

Foto por : Camilo Ferro
Foto por : Camilo Ferro

  • ¡Bloqueador solar, siempre!: Este punto es uno de los menos negociables, el bloqueador solar es vital, ya venden unos que son hechos para deporte, resistentes al sudor y al agua. En spray, en crema, en roll on, usted escoja el que más le guste, pero usarlo es importante. No solo en la cara, hay que poner en la nuca, orejas, brazos o donde haya piel destapada, después de una carrera larga usted mismo se lo va a agradecer. Un tip extra: usar cuellos para regular el calor o el frío durante la corrida.

  • Hidratarse: Al principio solo agarraba el agua que daban en las carreras, hasta que me empecé a descompensar duro después de que acababa. Un entrenador me explicó que era muy importante no solo tomar agua durante, sino antes y después de la carrera y mejor aún si tomaba hidratantes. Estos productos vienen cargados con sales y electrolitos que vamos perdiendo y necesitamos para la energía. Uno puede comprar de los que vienen en polvo o los que ya vienen listos. Los geles y/o gomas también entran a jugar un papel muy importante, sobre todo si el tiempo de carrera es mayor a una hora. (Estos es mejor probarlos durante los entrenamientos para no llevarse sorpresas durante las carreras).

  • No improvisar y oír al cuerpo: En este tema hay dos extremos, los que no dejan descansar y se llevan completamente al límite o los que les da miedo esforzarse más. El cuerpo nos va dando las señales, si llegaran a existir calambres hay que hidratarse inmediatamente y parar, estirar y seguir. Si el corazón ya va muy por encima de los normal, mejor bajarle al ritmo, pero al contrario si la cabeza dice que no, pero el corazón va fresco súbale al ritmo sin problema, es como ir en carro mecánico y no subir o bajar de cambios.

  • La cabeza será el mejor o el peor enemigo: Correr nos va a ayudar como catarsis, pero también se puede convertir en una piedra en el zapato si dejamos que se vuelva una obsesión. Durante los entrenamientos o las carreras puede que ella nos vaya diciendo que el paisaje está muy lindo y somos unos duros o que somos unos pendejos por meternos a una vaina de esas jajajaja (saben que es real), pero está en nuestras manos decirle que se calle y seguir, porque después nos sentiremos como superhéroes al cruzar la meta.

Foto por: Andrés Alvarado
Foto por: Andrés Alvarado

  • La mejor competencia es con uno mismo: Así como es muy chevere ir viendo el avance de uno, ir bajando tiempos y lograr distancias más largas, también es chevere no compararse con los demás. Claro que es importante saber los tiempos y tener récords sobre los entrenamientos, pero algo que he aprendido es que cada persona lleva sus procesos de manera diferente. A menos que usted sea deportista élite y necesite de esos tiempos específicos para ganar competencias y vivir, pues hágalo, pero realmente acá casi todos hacemos esto por hobby y hay días en los que seremos rápidos y otros en los que no tanto.

  • Pasarla bueno: Después de hablar de la competencia y de la cabeza, llega la parte más chevere y es pasarla bueno, cuando nos dejamos de preocupar por los tiempos, el pace y la competencia, el cuerpo solito nos va a llevar a un mejor nivel y es ahí donde veremos los PR (Personal Records) y la gran satisfacción de las medallas.


Seguramente tengo muchas más cosas que aprender y compartirles, por ahora nos veremos en las carreras. Una última cosa: no sobre entrenarse, tener clara la meta (la distancia que queremos correr y entrenar para esto) y hacer un paso a la vez, porque como decía mi abuela: "del afán solo queda el cansancio".



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo